Ondas de choque

Las ondas de choque consisten en una terapia de impacto, a través de un sistema electrohidráulico. Esta terapia está indicada para calcificaciones (por ejemplo: espuelas calcaneales, calcificación del tendón del Supraspinatus) pseudoartrosis (fracturas que no se han consolidado después de un período de 6 meses), bursitis, tendinitis crónica (por ejemplo epicondilitis, fascinas plantares).

Este tipo de terapia actúa de 3 maneras: mecánica, analgésica y vascular. La acción mecánica provoca microburbujas que eclosionan la calcificación, la acción analgésica se produce debido al intenso estímulo local que provoca la liberación de enzimas locales que actúan en la fisiología del dolor, como para la acción vascular, con esta terapia se forman micro vasos Que mejoran el riego y la oxigenación local y consecuente reabsorción de depósitos de calcio o curación de tejidos.

Las ondas de choque son una terapia reconocida por la comunidad médica europea y aprobada por la FDA (Estados Unidos) está siendo lanzada por la Sociedad Musculoesquelética Internacional para la Terapia de Ondas de Choque (ISMST).